22 mar. 2017

http://www.elconstituyente.mx

¿No hemos aprendido nada del pasado?  El error parece circulo vicioso, tan inquebrantable y costoso que muy pocos se atreven a evidenciar,  tiene que ver con el fanatismo de una sociedad ignorante, manipulable y amorfa.  Seguimos colocándonos camisas de  colores según sea  “nuestro partido”  sin preguntarnos si los candidatos son capaces, moralmente aceptables  y verdaderos percusores de la vida publica, en el sentido de generar y construir soluciones a los problemas diversos que como nación hemos de enfrentar.

Los partidos políticos en nuestro país son los entes mas corruptos, que monopolizan el acceso a los cargos públicos y la participación ciudadana se ve amedrentada por burocratismo, intereses personales y fanatismos que rayan en lo bizarro.  Los partidos políticos, sus dirigentes en especifico, aceleran la maquinaria  de sus militantes  condicionados por regalos o dinero,  que les hace participes de promover las acciones poco transparentes, para hacer ganar al candidato elegido por unos cuantos y a conveniencia mediática por la mayoría. La militancia no decide sobre sus procesos de elección sino se toman a personajes que puedan competir,  sin que mucho importe la capacidad intelectual, argumentativa y formativa.  

http://www.eluniversal.com.mx
Defendemos lo indefendible, polarizando nuestras opiniones  acrecentando los rumores despectivos y personales de personajes que se oponen a la empresa política, al menos de los intereses de partido, por conservar el poder y los privilegios que de ello emanan, sin importar que en tiempos no electorales la acción de la militancia desaparece y se convierte en  fantasma, claro que solo en la vida real, porque en el supuesto los partidos políticos reciben cantidades millonarias por conceptos de operación diaria, que se asume como la actividad de capacitación y formación política de toda esa masa, que configura la militancia o simpatizantes, sin dejar de ser una mentira.  La responsabilidad de educar a los ciudadanos en tema de participación y función política, es una obligación de los mismos partidos, que se pone a prueba en tiempos electorales, eso  en teoría. 

Lo complicado es que seguimos en ensayo-error  donde  el statu quo termina por imponer a quien nos representa, el contexto impulsa  candidaturas y logros de personajes mediáticos pero no capaces,  por lo tanto estamos destinados a cometer el mismo error,  hasta que frenemos el circulo vicioso.  Estoy seguro que el problema actual de Mexico, uno de los que mas lastiman y producen mayor impacto, esta en el seno de la Ciudadania,  imagen clara de apatía, corrupción y letargo.  No sabemos diferenciar  las cuestiones publicas, aquellas que terminan por incidir en nuestra vida diaria, desde una calle hasta el modelo  educativo que aprendemos,  de las cuestiones privadas y de entretenimiento,  véase la victoria de Enrique Peña Nieto en 2012, producto de una campaña publicitaria orquestada por Televisa y demás medios de comunicación. 

Para el 2018 sin duda el panorama sigue siendo precario,  el único presidenciable es Andres Manuel Lopez Obrador,  que como residuo no de una lucha social sino un fanatismo del poder por el poder,  se erige como el próximo presidente de la república,  dado que no existe en otro partido un personaje cuya aceptación e impacto mediático sea tan fuerte para vencer.  Es decir no obtiene la presidencia por su trabajo político, lucha social, capacidad como estratega y menos  por logros medibles en la transformación de la vida publica sino lo obtiene por el contexto del país,  donde estamos amenazados por el país vecino, una profunda ruptura de nuestro sistema de impartición  de justicia,  altos niveles de corrupción y despilfarro de nuestro dinero y recursos,   aplastados por los procesos globales de la economía y del mercado.  Diferentes sectores de la sociedad anuncian la union al “proyecto de Obrador”, mejor dicho a la situación real de su victoria, en la estrategia de unirse al mas fuerte,  sin que en realidad exista un proyecto de rescate económico, social, educativo y hasta político.  

 
formato7.com
Hemos convertido en el mesías de la república a Andres Manuel López Obrador no porque lo sea sino porque el contexto le favorece.  El problema radica en que la profunda polarización de nuestra sociedad continuara, toda vez que no entendamos que el 60% del problema radica en la ciudadania. Por supuesto que en el binomio del problema, importa mucho la corrupción del gobierno y la mala administración del mismo, pero la ciudadania sigue siendo el lastre que no permitirá avanzar y mucho menos progresar, no cuando el mismo partido que impulsa a Lopez Obrador,  reproduce las mismas practicas corruptas y deleznables a la hora de las elecciones,  ¿Por que  Obrador es el candidato de MORENA a las elecciones de 2018?

La crisis de legitimidad que vive el gobierno se acrecienta mas, agudizando las posibilidades de transformar nuestro país y volcándose en fuertes tensiones sociales,  cuando el mesías que promete transformar al país fracase ante el problema fundamental de la participación ciudadana, tendremos un sexenio, uno mas de fracaso  por los sueños de gloria. No somos críticos sino una masa ignorante, manipulable y amorfa. 

El derroche economico que implican las elecciones son el ejemplo vivo de corrupción, despilfarro y viciados procedimientos institucionales.  Los partidos cumplen con el requisito de aventar sus cartas, no siempre las mejores pero si las que escandalizan,  sin detenerse a valorar sus capacidades,  Margarita Zavala corresponde a la cuota de genero, pero es evidente su incapacidad argumentativa, ideológica y hasta de presencia, lo que le vale es ser la esposa de un expresidente.  ¿Vale la pena dar financiamiento en ese sentido?  Sin duda seguimos eligiendo al menos peor, pero ese es el estilo de los mexicanos traducible en nuestro entorno y nuestras acciones. Apostamos por la educación lograremos abatir la ignorancia, retroceso y prejuicios de todo tipo. 

Luis G. Mendoza. 

4 ene. 2017



El visible es el costo,  la imposibilidad de millones de mexicanos de pagar un aumento tan considerable,  debido a sus sueldos precarios es imposible que les alcance, cuando ese sueldo es el sostén de toda una familia,  es obvio el impacto al bolsillo.  Millones de personas están al hilo de la pobreza extrema. 

La esencia real, mejor dicho el origen del problema,  que es mas preocupante pues siempre tendrá como efecto principal el elevar los costos,  de manera discrecional y aduciendo muchas justificaciones poco verosímiles, como el mercado internacional o el alza del petróleo,  tiene su raíz en la reforma energética  producto de la  globalización. 

www.proceso.com.mx
Mexico desde la década de los 90 inicio la tendencia a la apertura comercial, es decir se cambio el modelo económico, permitiendo que otros países pudieran hacer negocios con nosotros, en especifico empresas transnacionales que iniciaban su expansión comercial,  misma que ha ido en aumento los últimos años. Requisito esencial de esa apertura es adecuar la legislación nacional para que no contravenga los intereses de las transnacionales, aun cuando esa adecuación sea en perjuicio de los propios ciudadanos, se requiere flexibilizar nuestro sistema para que satisfaga los intereses de operación y especulación de esas empresas.  Entonces los gobiernos se convierten en meros operarios de intereses de mercado,  mejor dicho de intereses de millonarias transnacionales, que pocas veces se conocen las cabezas tras de ellas,  se abandona el rol de defensor o representantes del pueblo, aquellos cuya labor indica la lucha continua para el crecimiento de un país o la impartición  de justicia,  todos esos valores supuestamente de la Democracia, se convierten en letra muerta, es donde inicia el problema, pues las transnacionales tienen un solo objetivo: Ganar dinero. 

Pasan por alto derechos laborales, porque al tener sucursales en nuestro país emplean a personas, con sueldos y prestaciones raquíticas.  Rompen con nuestra identidad,  en todos los sentidos  debido a que nos convierten en consumidores, desde objetos hasta costumbres ajenas, que reivindican el poder de consumir. Explotación irracional de nuestros propios recursos, en su mayoría a precios muy bajos y bajo sus  condiciones, para ofertarnos ya sea en productos elaborados o bien de consumo,  desde el gas hasta la fruta que comemos,  lo que nos hace dependientes de “tecnologías” extranjeras, dejando en desventaja a los productores nacionales, sobretodo en el campo. Discrecionalidad en los precios,  son las empresas transnacionales las que a su conveniencia fijan los precios de los productos o servicios que necesitamos, so pretexto del mercado internacional o de los indices de especulación,  pero al final nos venden lo que es nuestro, en nuestra propia tierra a precios excesivos.  Véase Gas fenosa, en este mismo espacio tengo un articulo sobre ello. 

http://mexicoentumundo.blogspot.mx
Con la reforma energetica se posibilito a las transnacionales, pues son las que tienen el potencial económico para entrar al negocio, de iniciar operaciones comerciales con nuestro petróleo.  PEMEX ha de convertirse en un proveedor de petróleo mientras que el  procesamiento,  almacenaje  y distribución lo podrán hacer empresas, constituidas legalmente y que cuenten con los medios oportunos,  también contemplado en nuestra legislación, la que se modifico recientemente para que pudieran operar con toda certidumbre, la intención es que cada gasolinera  que exista en el país tenga dueños específicos,  entes privados en su mayoría son transnacionales,  que podrán servirse con la cuchara grande. Veamos el ejemplo de Telmex con el monopolio en telefonía, de Televisa  y Tv Azteca con el de televisión,  el de Gas con grupo Fenosa, transnacional Española   y ahora vamos con el de gasolina,  Oxxo GAs  y también con el de luz próximamente. 

La justificación del  presidente fue la falta de tecnología, de eficiencia y de abastecimiento que PEMEX estaba enfrentado, aun cuando es un hecho  que la entrada principal de recursos públicos proviene de esa partida,  es decir escuelas, hospitales, infraestructura  entre muchas cosas mas se sostienen del Petróleo,  pero ahora se ha dejado que particulares se apropien de las ganancias y obtengan provecho de ellas, al menos para sus países, porque las transnacionales tienen sus domicilios legales en diversos países. 

Así como  los medios de  comunicación están concentradas en particulares, que les generan ganancias millonarias,  a través de cobros desproporcionados, excesivos  y engañosos, se busca que todo aquello básico para los ciudadanos pueda ser explotado sin control alguno. Gas, Agua, Luz y Gasolina entre muchos aspectos mas, son la fuente directa de riqueza,  donde ademas se grava con determinado impuesto, que aumenta el costo del producto o del servicio, es otra fuente de ingresos para el Gobierno.  Es decir si el precio de la Gasolina se eleva y ademas se aumenta el impuesto, mismo que se taza en el 16 % sobre el  nuevo costo, el aumento final es considerable.  Ganan las empresas privadas y gana el gobierno sobre la perdida de la población.  Si  Teléfonos de Mexico ha formado a uno de los hombres mas ricos del mundo, imaginemos las ganancias que producirán las Gasolineras. 

El asunto es dejar que los especuladores nos aplasten, nos exploten y nos vendan nuestros propios recursos,  bajo la mentira de la eficiencia del servicio y la calidad de los productos,  aplastando a los productores nacionales y dejándonos con ganancias indirectas,  que provienen de emplear a personas o infraestructura adecuada para sus operaciones,  si las compañías de Telefonia Celular especulan a precios muy altos, sin que nuestro gobierno investigue y sancione estas practicas,  podemos tener seguridad de lo que pasara con las nuevas gasolineras o con la nueva compañía de Luz. 


www.horacero.com.mx
El asunto  debe generar critica real y no vandalismo,  no es valido que siendo un país petrolero tengamos que comprar gasolina en el extranjero, porque no tenemos refinerías o comprar maíz porque nuestro agro esta olvidado. Es necesario que el Gobierno, quienes se encargan de su funcionalidad entiendan la esencia de su responsabilidad,  que sus planes de desarrollo no estén trazados conforme a intereses de particulares y mucho menos de extranjeros,  es necesario que el Estado Social invierta en nuestra economía local,  productores están capacitados para competir contra las transnacionales, no podemos evitar el movimiento global pero si contrarrestarlo. Necesitamos Transparencia y austeridad en el gobierno,  un poder judicial autónomo y verdaderamente responsable de investigar y sancionar la corrupción. Pero lo mas urgente es una ciudadania participativa, activa en sus obligaciones y exigente en sus derechos. No podemos esperar que un mediano personaje nos libre a todos del trabajo que involucra a todos, una democracia requiere participación de sus Ciudadanos, no meros actos vandálicos que tanto dañan la posibilidad de ser una nación fuerte, solidaria y fraterna.

30 oct. 2016

Es doloroso que nuestro gobierno tenga complejo de inferioridad frente a los Estados Unidos, siempre han querido “negociar” hasta la dignidad de nuestros compatriotas migrantes...



 Basta con revisar nuestra historia los últimos años para entender la relación  México-Estados Unidos.  Desde la apertura obligada, por intereses económicos muy puntuales,  generamos una enorme dependencia absoluta de la imagen de una cultura viciada.  Dado que no pudo ni existe competencia cuando la economía y el contexto social de una de las partes es tan desigual, tan endeble y muchas veces inexistente.   México no había ni ha ganado del Tratado de Libre Comercio con América del Norte,  no puesto que su posición siempre ha sido en desventaja,  frente a las grandes oportunidades de mercado y de abasto en las que nos hemos convertido.  Por un lado un frente consumista  por el otro un paraíso de materia prima y mano de obra barata. 



¿Estados Unidos es responsable de eso? Definitivamente no,  pues en las relaciones comerciales, en el ámbito de la competencia de mercado, las reglas se dictan por la ventaja o desventaja del socio con el que se comercia, se pacta y se arregla el libre comercio, es decir la negociación.   No tendría porque Estados Unidos defender nuestra soberanía o nuestros principios como  comunidad que anhela la  democracia.  El responsable de proteger, procurar y fomentar que nuestro Estado sea uno democrático y de derecho es el gobierno, aun cuando la corresponsabilidad exista con y entre el ciudadano de a pie, la razón de ser de un gobierno le obliga con mayor responsabilidad a defender lo que somos y lo que podríamos ser. 


La política exterior de nuestro país siempre ha sido endeble y muchas veces nula,  si recordamos que en los tiempos de la revolución mexicana, en el estridente mérito de la silla presidencial, de quienes eran guerrilleros o ideólogos de un México devastado y engañado,  se tenia que solicitar o aceptar la opinión del entonces Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, que reconocía o no al Presidente que era electo en el país mexicano de la revolución,  entendemos entonces su tan reiterada intención de participar en nuestras decisiones.  Previo a la apertura del Mexico neoliberal hubieron otros momentos puntuales donde Estados Unidos siempre opinaba con aire de juez y de  absoluta instancia sobre el camino que México  había de tomar. La relación desigual  siempre ha dejado a los mexicanos un mal sabor,  desde la perdida de gran parte de nuestro territorio, el aprovechamiento de nuestros recursos como el petróleo  hasta el trato inhumano y racista para los migrantes mexicanos,  son una muestra de  esa relación desigual y de gran reprobación de quienes hemos sido siempre los agraviados, no podemos entonces simplemente soslayar la verdad. 


http://www.debate.com.mx
Hoy, después de tantos años y tantos hechos ocurridos,  surge en los Estados Unidos un personaje que evidencia públicamente el discurso que tanto han querido combatir,  por el que han declarado la guerra y hasta lo usan para enarbolar su bandera de la democracia,  un discurso que es xenófobo, imperialista, violatorio de derechos humanos y por ende antidemocrático. discurso que Donald Trump ha vociferado sin temor al rechazo y seguro de ser respaldado por una parte considerable de sus compatriotas,  hecho que lo ha convertido en uno de los candidatos fuertes  a la presidencia de su país,  sorprende ver el soporte de muchos ciudadanos estadounidenses que tienen empatía con sus ideas racistas, dandole apoyo y la posibilidad de convertirse en su presidente,  pero no es algo nuevo. El racismo en estados Unidos ha sido uno de los fenómenos mas costosos para su propia sociedad,  que se conformo en un suelo que tampoco les pertenecía y sobre una cultura que tampoco era la suya,  la cual fue aniquilada o aislada en reservas, sin temor de actuar  y con intención de fundar una nueva.  El panorama preocupa porque la incitación al odio y el respaldo que se le esta dando, al estar entre los dos aspirantes finales a la presidencia, termina por posicionar la esencia de esa nación. 


http://www.nayaritenlinea.mx
Es doloroso que nuestro gobierno tenga complejo de inferioridad frente a los Estados Unidos, siempre han querido “negociar” hasta la dignidad de nuestros compatriotas migrantes, que por el estado social fallido de nuestro México, están buscando vivir el sueño americano.  Indudable que la pusilanimidad con la que Enrique Peña Nieto ha actuado, desde la invitación de Trump hasta las declaraciones sobre el muro,  evidencian que tan lejos estamos de la independencia ideológica, económica y social de nuestro vecino. La vecindad has sido mas una desventaja para nuestro país, que sin lugar a duda posee mayor riqueza que ellos, pero que hasta por su propio gobierno ha sido entregada sin reparo alguno, basta analizar la nueva intervención de familias estadounidenses en temas como el petróleo, comunicación e importación.  Duele ver como una clase de nuestra propio país, en su mayoría gente de la farándula o empresarios, han puesto su residencia en los Estados Unidos obteniendo la nacionalidad americana, jactándose de poseer dos nacionalidades y de llevar en el pensamiento a México,  decir que su voto va contra Trump porque insulta y menosprecia a los latinos,  la pregunta es ¿No ellos también hacen lo mismo? 

Dicen que les duele ver un país, su país, denigrado y maltratado por un personaje que no es mediatico , sino el representante de una mayoría de la población que comulga con sus ideas y su discurso,  entonces toman la bandera de oposición aun cuando es obvio que en su país no tomaron la postura de la defensa de los millones de pobres y los millones de migrantes desde la década de los 90,  no opusieron resistencia porque ellos también debían su carrera a una sola casa televisora, el monopolio de la comunicación y el gobierno,  entonces lo hacen ahora intentado negociar un derecho y un espacio desde la trinchera equivocada. 

http://www.animalpolitico.com
Las ultimas encuestas sobre legitimidad del Gobierno federal reflejan la realidad de Enrique Peña Nieto, no representa a los mexicanos, si su actuación radica en mendigar un pedazo de condescendencia publica ante un Tirano, su error es evidencia de la profunda crisis de gobernabilidad, de proyecto de nación y del hundimiento de una precaria democracia que se pensó iba tendiendo raíces los últimos años en nuestro país. Sorprende ver el complejo e inferioridad de los mexicanos frente a un enemigo, que si en el futuro se convierte en presidente de los Estados Unidos de Norteamérica a la par se convierte en enemigo del pueblo mexicano. El escenario atraerá crisis social para nosotros, es hora que el presidente de la república presente su plan ante ese escenario, es hora de que el presidente presente su plan de independencia de un mal socio comercial y de un país que tanto a condenado a nuestros compatriotas.

Luis Mendoza. 


18 jun. 2015

La Secretaria de Desarrollo Social  ve a los mexicanos como un conjunto de proletarios necesitados,  por lo tanto deben tolerar los abusos de poder que de la misma secretaria se producen a través de sus funcionarios,  que violan los derechos humanos de  cada ciudadano. 

@Enrique Peña Nieto anuncio el programa de transición digital que contempla la entrega de Pantallas digitales, que reafirmaría el derecho de millones de ciudadanos al servicio de telecomunicaciones. La población de escasos recursos seria la primera en beneficiarse de este programa, el cual se otorgaría a los beneficiarios de programas de la Secretaria de Desarrollo Social (@SEDESOL), en coordinación con la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (@SCT). Este programa había de combatir el rezago social, digital y de comunicaciones entre la población mas vulnerable y no violentar sus derechos humanos.

Ocuilan, Estado de México.
El lunes 15 de junio de 2015 las familias del municipio de Ocuilan, Estado de México, supieron la noticia de que en la cabecera municipal se les iba a entregar su pantalla. Meses atrás, vía una carta se notifica a los ciudadanos que siendo beneficiarios de programas como PROSPERA eran acreedores a una pantalla. Sin ninguna especificación de la forma y tiempo en que se les iba a entregar, el rumor de la mañana del 15 de junio se expandió sobre el municipio, sin que hubiese información adecuada y veraz, se les daba hasta la una de la tarde para recoger su pantalla.



Se instalo una mesa de “información” encabezada por el licenciado Roberto Mendoza, supervisor regional del programa SEDESOL, según él mismo me informo puesto que no portaba gafete para su identificación, quien es el responsable inmediato de coordinar la entrega de dichas pantallas. La plaza municipal albergaba a mas de 1,000 personas que estaban formadas para entrar al auditorio donde se les iba a entregar su pantalla.

Resulta que mas de un ciudadano no tenia aquel documento donde se señalaba que era acreedor a la pantalla, vivía muy lejos de la cabecera municipal, no tuvo información oportuna sobre el reparto de las mismas, por enfermedad no podía acudir o simplemente no tenia los recursos para trasladarse hasta la cabecera municipal, por lo cual varios  ciudadanos le preguntaron al coordinador de PROSPERA que se podía hacer en esos casos y la respuesta fue: "que sin papelito no había pantalla, por lo tanto se les fue la suerte."



Entonces si las notificaciones se hicieron meses atrás, existe una relación del número de equipos que debían entregarse, si fueron 10, 000 notificaciones eso era igual a 10, 000 pantallas, ¿Qué pasa con las pantallas que no serian entregadas? Es decir si se estaba en los supuestos anteriores, el de no contar con la notificación escrita por ejemplo, ¿ A donde iban esos equipos?, ¿La misma @SEDESOL no tiene esos documentos donde comprueben la relación entre los equipos y los ciudadanos beneficiarios? Me resulto insultante la respuesta del Coordinador de @PROSPERA y me dirigí al supervisor regional del programa, un funcionario enviado por la @SEDESOL a cumplir un objetivo muy sencillo: entregar a los ciudadanos sus pantallas sin el pretexto de un documento previo.

Su repuesta al principio fue que sin notificación no había pantalla, entonces lo sentía mucho. Como abogado me resulto deficiente su respuesta por lo que le hice las preguntas anteriores, al percatarse de mi formación su actitud cambio y entonces me señalo que existiría otro día de entrega, a través de la coordinación de desarrollo social del Ayuntamiento se informaría a los ciudadanos sobre el procedimiento a seguir para recibir sus pantallas. La actitud fue otra por que le señale que iba a observar este programa, para no quedarme con la duda y suponer que existiera corrupción, no es que este acostumbrado sino que la realidad lo demuestra.

Hubo ciudadanos que se fueron después de las 10 de la noche ya que resulto ineficaz el procedimiento de la repartición de pantallas, ciudadanos que arribaron desde las 7 de la mañana y que mantuvieron ayuno durante el día solo para esperar su pantalla, la promesa de la transición a la televisión digital.

Martes 16 de junio de 2015 desde las siete de la mañana arribaron cientos de ciudadanos, quienes se habían ido el día anterior sin su equipo, puesto que no alcanzaron las pantallas, y eso que no se contaron los muchos casos de personas sin notificación o sin información, por lo que debían hacer fila hasta que se pudiera, una vez más se agotaron las unidades, había que esperar más horas, pero quien saliera de la fila perdía su lugar. Había que resistir hambre, sed, ganas de ir al baño con tal de obtener su pantalla, porque la ineptitud de la SCT y la SEDESOL es lo que menos importaba.

 

Muchos ciudadanos no podían quedarse en la fila, pero no sabían del momento en el que iban a llegar las pantallas,  por lo cual acudieron a mí y llegue a la cabecera municipal a las 7 de la noche y esta vez la fila superaba cualquier expectativa,  cientos de ciudadanos postrados en la calle y en las banquetas sin tener un mínimo de información  sobre lo que pasaba. Me dirigí a las mesas de información para que se me explicara que iba a pasar con todas esas personas,  que seguían esperando,  ancianos y mujeres con niños en los brazos,   que  tenían que soportar más ese tipo de abuso.  No habían comido y mucho menos habían sido tratados con respeto y dignidad por las autoridades federales y menos municipales.  "Si quieren su pantalla tenían que aguantar,  era su bronca..." fue la respuesta de uno de los servidores públicos que estaba en la mesa, quien a su vez me pidió mi nombre, como se aprecia en el siguiente vídeo




Cruda la respuesta de quienes estaban en la mesa, que no pudieron ni siquiera entender la magnitud de la responsabilidad como funcionarios en la que estaban cayendo,  por  hacerlo notar y por exigir el respeto a los derechos humanos de los ciudadanos fui tachado de prepotente y amenazado por el supervisor Roberto Mendoza, quien pidió “que me fuera o  me partía la madre”, inmediatamente recurrí a la autoridad municipal para que respondiera por esos hechos tan deplorables, como el abusar de la necesidad de los ciudadanos,  me enviaron policías los cuales fueron enfrentados por los ciudadanos que empezaron a protestar.   Se dieron cuenta que tienen voz y voto lo cual había sido vulnerado por las amenazas, intimidación y opresión de las autoridades federales con la única razón de no darles su pantalla.
 
 El supervisor Roberto Mendoza de manera prepotente y con insultos fue tajante al decir que ni modo, si querían pantalla debían aguantarse,  él era el que los movía y por lo tanto tenían que esperar, el miso estaba desde las 7 de la mañana  y pues ni modo.  Fue entonces que después de la presión señalo que tenia una lista de personas a las que se les iba a entregar su pantalla otro día,  por el motivo que fuere no debían preocuparse, lo que entonces desato la indignación  de las personas, pues esa información la habían requerido antes y nunca se les proporciono.  Es decir que al ser de escasos recursos había que tratarlos de esa manera. 




Es decir que el señor señala que no se les iba a entregar  pantalla a quien no estuviera, aun cuando los supuestos camiones a las 22:00 horas no habían llegado, muchas personas tuvieron que ausentarse de sus trabajos, perdieron un día de ingreso por la falta de respeto de las autoridades, quienes están seguros que hacen un favor y ademas se sienten dueños del tiempo de los ciudadanos, en el momento y bajo la forma que ellos quieran pueden violar los derechos humanos de cada uno. 




Este funcionario y sus secuaces deben ser sancionados, llevare la queja a las instancias oportunas para que se les retire el cargo que ostentan, pues es evidente que no son capaces de coordinar algo tan sencillo como esto.
¿Quien es la responsable? Evidentemente @Rosario Robles Berlanga, secretaria de Desarrollo Social, quien debe responder ante esta violación de derechos, por el trato indigno a cientos de ciudadanos y por el abuso de poder de este supuesto servidor publico. Las pruebas se aprecian en los videos que los ciudadanos grabaron y también en el testimonio de todos los afectados.

Luis G. Mendoza

16 dic. 2014

En un país de 3 a 60, donde 60 millones son pobres y 3 de los más ricos del mundo, no por el libre funcionamiento del mercado, sino por la mera promoción y corrupción del gobierno, que fomenta y tolera pobreza como ejemplo, no debemos suponer que existe estabilidad.

laprimeraplana.com.mx
El titular del ejecutivo supone que un movimiento de protesta social, sea armado o no, presupone un complot contra su administración. La lectura que hace sobre las manifestaciones actuales es puntual: son solo anarquistas. No ciudadanos  cansados del cinismo de una clase política corrupta y coludida con la clase rica de este país. En su discurso no cabe la posibilidad de un  cambio que se genere a partir de hechos trágicos, que son la punta del iceberg, que nos lleva a replantearnos la realidad que hemos ido construyendo.  No es novedad que el titular del ejecutivo carece de la habilidad de enfrentar protestas, problemas, exigencias de parte de los ciudadanos, basta con recordar el caso Atenco para darnos cuenta de ello. No se diga del movimiento Yo Soy 132 que es otro ejemplo de su incapacidad para hacer frente a las exigencias y generar respuestas.  Lo único que sabe hacer es  usar la fuerza pública para reprimir.

Lo insostenible es intentar ocultar las evidencias de las prácticas de corrupción,  peculado,  intimidación, desaparición y homicidio de ciudadanos.  Porque el que protesta en este país  les estorba.     Les estorba quien cree en la justicia y no acepta regalitos materiales, como una casa de millones de pesos, por quedarse callado y ser cómplice de hechos ilegales e injustos.  En las elecciones de 2012 Enrique Peña Nieto se perfilo como una estrella, al estilo Hollywood, usándolo como estrategia electoral, no importo su capacidad intelectual, de estratega político, su calidad ética,  profesional y mucho menos su calidad moral.  Se hizo presidente gracias a la manipulación mediática del político enamorado de la actriz de televisa.  Su incapacidad política se minimizo frente a la campaña publicitaria que Televisa le regaló, incluyendo a la actriz popular del momento, sin importar que esta estuviera casada y que el otro apenas había enviudado.  La principal cadena de televisión de esta país  hizo presidente a un maniquí que ha defendido sus intereses a capa y espada,  le prometió a Emilio Azcárraga mantener y duplicar sus ingresos y poder a cambio del puesto presidencial,  pero como todo es un juego de intereses a ella además del honor de ser  la primera dama también recibió más privilegios, como una casa valuada en millones de pesos,  ¿Por su excelente trabajo como actriz? Es obvio que no, sino solo por agregar popularidad y toques novelescos en la campaña presidencial. Las pruebas están saliendo a flote y ellos no pueden ya ocultarlas.

Angélica Rivera  no es más que el ejemplo de ambición y de inmoralidad, situación en la que se encuentran la mayoría de personas que son educadas en Televisa,    bajo códigos de complicidad y flexibilidad ante prácticas desleales que les da certeza de tener una rebanada del pastel. Me refiero a que no importa que debas hacer para obtener trabajo y no conseguir el veto.  
Somos una sociedad flexible entre el saqueo y la oferta del entretenimiento, somos cómplices y responsables de tanta basura mediática que solo ocupa los encabezados del día.  La resignación sexenal del que menos roba nos hace un país de mediocres.

 Todo es una ráfaga tenue que se difumina con la acción lenta del tiempo, eso es la protesta social en México, no se convierte en una filosofía de vida que accione nuestra conciencia para transformar nuestro país.  El cinismo de la clase política se origina en una raíz fuerte de arrancar, la del tráfico de influencias, la clientelista, la de la corrupción y de intereses particulares.  


44 estudiantes muertos y lo único que paso en este país fueron protestas mediáticas y la cínica respuesta de un gobierno ilegitimo.  Aun con todo seguimos en el letargo de aceptar  que nos gobiernen un conjunto de sujetos megalómanos.

Luis García Mendoza.


8 nov. 2014



La protesta social en México no genera cambios, solo altera por determinado tiempo la “normalidad de las cosas”, se piensa que destruyendo bienes materiales o aceptando el sacrificio de cualquier servidor público, por un corto tiempo mientras todo se calma, se logró mucho. Sin duda nos sumamos a la indignación, el escándalo o nos sentimos ajenos a lo que está sucediendo. Pero son las formas en como lo hacemos lo que deja mucho que desear. Marchamos, exigimos en redes sociales, gritamos vituperios, opinamos durante el clímax de la noticia y todo eso dura solo un día. Eso lo saben quienes ostentan el poder en este país, saben cómo dar la noticia, encubrirla y maquillarla para que no cause más que un sobresalto.



www.proceso.com.mx
El estado actual de las cosas es preocupante y la oportunidad de un cambio trascendental en la forma en que hacemos política.  Esta vez no cabe la posibilidad de que el gobierno mexicano culpe al narcotráfico, a la delincuencia organizada, grupos guerrilleros o simples disidentes sociales. La responsabilidad de lo sucedido en Ayotzinapa, Guerrero, uno de los estados más pobres e inseguros del país, es completamente del Gobierno local y Federal. Pobreza e inseguridad que el mismo gobierno se ha encargado de mantener como realidad social, a través de la inacción y prohibición al acceso de oportunidades y justicia que generan impunidad.

El movimiento revolucionario de 1910 inicio bajo un contexto sumamente parecido, Morelos un estado del sur del país sometido a condiciones de extrema pobreza, de inseguridad y explotación laboral encontró en el camino de las armas la posibilidad de cambio. Es decir Emiliano Zapata esgrimió la frase “la tierra es de quien la trabaja” que sedujo al movimiento revolucionario, consagrando en esas palabras la necesidad de un pueblo sometido por un gobierno dictatorial. Gobierno que tampoco apostaba a las instituciones y a las leyes, puesto que no existía un consenso de estabilidad social posterior a la independencia pero si prácticas de corrupción, de imposición y manipulación por parte de quien ostentaba la dirigencia del país. Este movimiento desencadenó el acuerdo y fortalecimiento como país en la constitución de 1917, documento que consagro el pacto social de un país inestable, se puntualizó las garantías individuales, la forma de gobierno, los bienes propiedad del país, la extensión territorial es decir se respondió a la pregunta ¿Cómo crear una nación fuerte, solidaria, equitativa y justa? 

www.animalpolitico.com
Los caudillos, la destrucción, las armas, las muertes, la misma constitución fue un fracaso. La parte que corresponde a los ciudadanos no ha sido cubierta, es decir darle funcionalidad a lo escrito en la constitución de 1917, misma que sigue vigente y que hoy es el sustento de nuestro régimen político, la cual solo se reforma. La participación ciudadana se estancó y se convirtió en una lucha de clases con el eslogan de legalidad y democracia. Los índices de analfabetismo, de prejuicios, de fanatismos religiosos se agudizaron y se sostienen por una clase burguesa mínima, que no esta tan interesada en perder sus privilegios, desarrollaron discursos de papel bien elaborados que lo único que dejaban a los proletarios es la esperanza. Porque México es un país de proletarios. 

mexico.cnn.com
Las condiciones no han cambiado hoy 104 años después de la revolución mexicana, todo es tan parecido que lo único diferente es el reforzamiento de una clase burguesa cínica y opresora. Me refiero a quienes hoy presumen de riqueza económica y de poder en este país.  La democracia que es posible a través de leyes e instituciones se ha gestado como el mejor camino, el método para consolidar la posibilidad de una vida libre, justa y solidaria. Es históricamente el modelo social de avanzada al que se aspira llegar. Democracia no es solo un gobierno de todos sino una idea que todos deben compartir y crear. Para ello es importante tener conciencia de lo que son las causas sociales, la filantropía, el deber, el ser ciudadano de un país y del mundo. 

En México quienes acceden a los cargos públicos tienen una sola visión, la del dinero y el poder, en su mente no existen conceptos como causas sociales, filantropía u obligación jurídica. Este país ha sido el paraíso de la abundancia vía la corrupción, el peculado, el enriquecimiento ilícito, el tráfico de influencias que han generado el estado actual de las cosas. La alineación es clara para quienes quieren acceder a los cargos públicos que son el paraíso de la abundancia.

¿Son las leyes responsables de eso? Por supuesto que no. Los responsables somos nosotros como ciudadanos. Hemos sostenido un pedestal para quienes nos gobiernan muy encima de nosotros sin darnos cuenta que no existe. Hacemos presidente a una persona que a través de la manipulación logra el triunfo, un personaje que se vale de su apariencia para engañar al más pobre, al analfabeta, al indígena, al necesitado, al crédulo que en este país suman más de 60 millones. Hemos aceptado una telenovela a cambio de saciar el hambre de comida y de justicia. Ese modelo se vive en los 2,457 municipios de este país, los presidentes municipales se enriquecen del dinero público, silencian a los disidentes, empobrecen a sus adeptos. Esa realidad la vivimos desde hace mas de 70 años, el PRI enseño muy bien a los demás partidos que hoy existen a reproducir esas formas para existir, no hemos cambiado. 

Ayotzinapa hoy puede gritar gracias al Internet, no a los medios tradicionales de comunicación en este país que están coludidos con la corrupción, es gracias a las redes sociales que se puede dar testimonio de una de miles de atrocidades que el gobierno ha cometido. Legislativo, judicial y ejecutivo están compuestos por la misma porquería. Culpan a las leyes, a las instituciones como si tuvieran vida y por ende voz. Pero los únicos responsables son quienes hasta hoy las representan y dan funcionalidad. 

Estoy seguro que los días pasaran y entonces todo será un recuerdo, uno más que conmemorar cada año sin que haya la posibilidad de una revolución de conciencia y de actos. México necesita una revolución de pensamiento que conlleve a la acción. No podemos seguir tolerando como simples errores la matanza de nuestros conciudadanos. No existe ya necesidad de sostener una clase política corrupta y traidora, si queremos un cambio entonces iniciemos por exigir la renuncia y el juicio de quienes hoy son responsables. Pero también asumamos nuestra responsabilidad frente a la nación que hemos también traicionado. Si estamos exigiendo debemos hacerlo desde la propuesta. La constitución política de un país no es solo un documento sino la voz expresa de que queremos como país. A través de ella exigimos, acordamos lo que queremos hacer posible como una nación.


mexico.cnn.com
Basta de conformarnos y solo quemar cosas, la protesta no debemos hacerla cubiertos del rostro, con miedo y mucho menos en el anonimato. Comencemos a exigir nuestros derechos y cumplir nuestras obligaciones. Generemos un cambio en nuestras ideas y por ende en nuestros actos. Hoy una realidad cruel nos deja en luto. Ayotzinapa es tan solo el ejemplo de lo que México es. Duele en el alma ver un país donde gobierna la astucia de los ricos y la ignorancia de los pobres. De migajas vivimos quienes hoy formamos este país.

Luis García Mendoza.










9 oct. 2014



Impunidad es la realidad que reproducen los Ministerios Públicos (MP) en el país, delegando conceptos de prontitud, expedites y gratuidad para convertirlos en corrupción e inacción de su parte.

El MP es sin duda la institución mas disfuncional que existe en este país, a través de el se niega la posibilidad de la justicia y por ende de la seguridad de los ciudadanos. A pesar de su sustento constitucional, es decir de la importancia que tiene dentro de nuestro  sistema legal, encontramos solo un conjunto de oficinas, papeles y personal no capacitado, corrupto que convierte en disfuncional la institución.  Toda esa burocracia se teje como barrera para acceder a la justicia  y cada día raya ya en lo insólito.

Ministerio Publico de Tenancingo, Estado de México.
Personal completamente ignorante de lo que la ley les obliga y les permite usan su posición para generar impunidad.  No importa que delito,  que por ley estén obligados a perseguir, lo único que hacen es procurar arreglos so pretexto de carga de trabajo, de no existir delito o bien de recibir dinero siempre por la parte responsable. 

El MP es un órgano que precede el Procurador General, en el ámbito federal le corresponde al Presidente su designación y en el local a los Gobernadores,  que se encarga de perseguir los delitos y ejercer acción penal. Es decir basta la denuncia, la querella o la acusación de un delito para que el MP inicie una investigación para que sea juzgado  ante el poder judicial.

Ministerio Publico de Ocuilan, Estado de México
La simple tarea de investigar a través de las procuradurías de justicia cualquier ilícito del que tengan conocimiento les es imposible.  Siempre se conducen bajo pretextos, negación e incluso intimidación para quien acude a su auxilio.  Con ello se generan distintas consecuencias que agravan la situación de seguridad de este país.

La primera es impunidad que conlleva a violencia, es decir la comisión de más delitos frente a la necesidad de lograr justicia, puesto que si la autoridad competente no cumple entonces los ciudadanos deben tomar la fuerza en sus manos. Esto sucedió en el caso del médico Mireles  quien encabezo en Michoacán un movimiento armado, de autodefensa ciudadana, que el gobierno local y federal reconoció y además se sumó, para después declarar  su ilegalidad.


La segunda es inseguridad que conlleva a la ilegitimidad del gobierno y de las leyes, los ciudadanos no confían en las instituciones que se encargan de procurar justicia, puesto que hartos de la impunidad, de la no acción de los ministerios públicos, deciden tomar por su propia mano lo que por ley les es negado. No hay credibilidad en la ley, puesto que esta se resume a la inacción del poder judicial, que a su vez le resta coercibilidad y respeto.  Los ciudadanos no  le ven sentido en acudir a denunciar si la respuesta siempre es la misma. Ministerios públicos del Estado de México, de Morelos, del Distrito Federal, Guerrero, Chiapas son ejemplos claros de corrupción, intimidación y  tráfico de influencias.

La ley se convierte en letra muerta frente a la injusticia, nada importa cuando se cobran vidas por la falta de acciones de quienes están obligados a procurarla. Todo el presupuesto que se destina al Poder Judicial se resume en  perdida puesto que ni siquiera por eso cumplen con su trabajo.

Si el delito es noticioso, atrae cámaras y la atención de miles, probablemente entonces se aborde conforme a la ley.  Hoy 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero son víctimas de la inseguridad, la impunidad y la violencia que desencadena el mismo Estado Mexicano. Por supuesto que los policías municipales coludidos con los Ministerios públicos han generado estas acciones contra la misma población.


¿Qué pretexto usará Enrique Peña Nieto, la Suprema Corte de Justicia de la Nación y los legisladores?  Probablemente justifiquen este hecho tan atroz ligando a esos jóvenes a actividades ilícitas o le den el crédito al narcotráfico sin reconocer que es el mismo Estado quien ha cometido y permitido esa matanza.

¿Ahora si podrá el Ministerio Publico ejercer acción penal? O  les dirán a las familias una vez más  que no existe delito, que lleguen a un acuerdo, que no se sabe quién es el responsable y por lo tanto no se puede hacer nada, que el delito ya se consumió, que ellos no pueden hacer nada, que los policías no encontraron pruebas suficientes, que fueron los narcos, que los jóvenes normalistas están metidos en cosas turbias, ¿Cuál será esta vez la justificación?

Sin duda en México no hay justicia, no existe seguridad y menos un gobierno capaz de asumir su responsabilidad, seguimos inmersos en el juego de un Estado que culpa al narcotráfico, hasta de  sus propios errores y delitos,  con el único pretexto de que así son las cosas.

Todo el Poder judicial es sin duda disfuncional y un lastre para este país, incluido los ministerios públicos quienes son los primeros en violar la ley y adecuarla a su arbitrio, nadie imparte justicia en este país.  Los miles de delitos que se cometen a diario quedan impunes con la única posibilidad de cobrar justicia por propia mano.


¿Queremos un país seguro y justo? Entonces comencemos por castigar a los agentes del ministerio Público que hoy dirigen la institución más corrupta del país. 

Luis García Mendoza. 

Know us

Our Team

Video of the Day

Contact us

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *